martes, 9 de julio de 2013

LOS DÍAS PREVIOS A LA PAES: CONTROLAR EL ESTRÉS



LA PAES Y TUS EMOCIONES

Una vez vi a un compañero de la universidad desmayarse cuando le entregaron el examen. Cuando volvió en sí, dijo que había estado muy nervioso como para comer o para dormir. De todos modos, no pudo someterse al examen ese día y tuvo que diferirlo para otra ocasión.

Si una persona no controla sus emociones, tampoco podrá controlar su cuerpo. Lo primero que se debe hacer es controlar la mente. Todo depende de lo que uno se diga ante alguna situación que puede parecer amenazadora.

Si te pones a pensar en lo amenazante que puede ser la PAES, seguramente que podrás tener buenos motivos para afligirte y también para anularte. Para no saber responder. Para quedarte "en blanco" durante el examen y entregar igual la papelete: en blanco.

Es normal que nos pongamos nerviosos ante la PAES. Pero también debería ser normal para ti poder controlar tus emociones. No es el primer examen que realizas ni el último que vas a realizar, así es que, lo mejor es aceptar que vas a tomar esta prueba y armarte de buenas herramientas para aprobarla.

Ahora te doy algunos consejos que te pueden servir si le pones ganas y te decides a controlar los nervios.

¿Cómo controlar los nervios por la PAES?


- Declara de manera positiva lo siguiente: "VOY A PASAR LA PAES".



Esto debes repetirlo por lo menos tres veces antes de ponerte a estudiar. Las personas que creemos en un Ser Superior, podemos decir VOY A PASAR LA PAES, PRIMERO DIOS; o bien, VOY A PASAR LA PAES GRACIAS A DIOS. También algunos querrán repetir VOY A PASAR LA PAES EN EL NOMBRE DE DIOS.

Tienes que afirmar de manera certera VOY A PASAR LA PAES. Cada vez que empieces a estudiar y cada vez que termines de estudiar, puesdes repetirlo. Al principio, es probable que no lo creas mucho, pero poco a poco empezarás a generar autoconfianza. Algunos le llaman fe.

No lo digas a tus conocidos de manera petulante. Puedes decir: "Actualmente, me estoy programando todos los días con esta frase: VOY A PASAR LA PAES". No lo repitas a tus compañeros o compañeras porque puedes parecer orgulloso y puedes sonar arrogante. A nadie le gustan esas personas.

Pero tampoco escuches a quienes suelen ser derrotistas o "malasuerte". Éstos siempre andan depresivos anunciando el fin del mundo, de la humanidad y la destrucción final durante la PAES. Son los que dicen "Es por gusto estudiar para la PAES, porque de todos modos vamos a reprobar" No oigas a estos apocalípticos. Por alguna razón actúan así. Pero tú, de ahora en adelante, empezarás a programarte para aprobar la PAES.

- Utilizar imágenes de éxito.


Todos tenemos historias en las que las cosas nos han salido bien, a veces, mejor de lo que esperábamos. Anécdotas relacionadas con exámenes que veíamos difíciles, pero que al final logramos aprobar. Otras, tratan de cuando logramos ganar algún partido de nuestro deporte favorito; o sencillamente, cuando nos sentimos bien o cuando nos recuperamos de una enfermedad.

Cuando entramos en pánico o desesperación la respiración se nos acelera y eso hace que la sangre suba más rápido al cerebro. Cuando eso ocurre, ya no pensamos bien, porque la sangre no es tan fresca.

En mi caso, tengo una anécdota tan vívida en mi mente, que cuando me siento agobiado la repaso con mis ojos cerrados y recostado en mi silla... fue para la primer final que mi equipo disputó en un torneo universitario. Éramos tan malos para jugar, que todos los segregados o rechazados del resto de equipos formamos el team llamado NADA... NADITA, porque ¡nadie sabía mucho de jugar al fútbol!

El caso es que por alguna de esas cosas de la vida, nos abrimos campo para clasificar cuartos. Nos eliminamos contra el segundo y pasamos a la final contra el mejor equipo de todos los tiempos... LOS BOMBONES ROJOS. Ellos tenían ex jugadores de liga de ascenso y nosotros... pues éramos nosotros. Se burlaron hasta la saciedad, nos ridiculizaron, nos humillaron... pero nosotros estábamos contentos porque, aún sin jugar, ya sabíamos que éramos subcampeones.

Llegó el partido. El estadio estaba lleno. Nos atacaron desde el principio hasta el final del segundo tiempo. No había manera de lanzar siquiera un balón a su portería. Así terminamos el primer tiempo. Mientras eso ocurría, ellos se ponían más enojados y se insultaban entre ellos por "no poder ganarles a estos X / X"

Llegado el segundo tiempo entré de cambio A LA DELANTERAAAA. Como todos estaban atacando, se olvidaron de mí y casi no me marcaban "Es de agua", decían. De repente, Ricardo de Biología, me envió un centro desde el medio campo, alto, en bolea... el portero dudó en salir y se quedó a medio camino... Yo hice lo que pensé que era lo mejor: cabecear hacia atrás... y, ¿qué creen? GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL. Todo lo recuerdo en cámara lenta, esa tarde es inolvidable...

¿Crees que con este recuerdo puedo seguir en pánico? No way! De ninguna manera! Ahora, ¿qué imagen de éxito tienes tú que puedas repasar si te da un panico escénico y te permita reponerte en pocos minutos? Te recomiendo que no sean recuerdos eróticos, pues activarás glándulas que no deben actuar en un examen.

Te preguntarás quién ganó el campeonato... Hasta la duda ofende... NADA NADITA fue el campeón esta temporada. ¡Todavía veo al portero y está tan ofendido que ni siquiera me habla! Así ocurrirá contigo:

¡PASARÁS LA PAES, DIOS MEDIANTE!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Heyyy! calidad de blog y este post me ha llegado. Te felicito Alberto, lo voy a poner en mi facebook.

Alberto Amaya dijo...

Gracias, mi estimado. Estamos para colaborarnos. Pásala!